¿Si un cristiano pide ingresar al Islam que se le diría?

Submitted by admin on Wed, 11/22/2017 - 12:51

Respuesta:

Se le diría que en la medida que conozca en profundidad el Islam y sea un buen musulmán su amor por Jesús, María, y los apóstoles y su visión de Dios, del mundo y del hombre se verán enriquecidos. Le diría que accederá a tener una visión más global e integral del mundo y podrá conocer a gente muy sabia y piadosa que le ayudará a acrecentar su fe, su conocimiento, y perfeccionar su conducta. Le diría que sepa valorar muchas enseñanzas muy positivas de su educación cristiana que encontrará en el Islam como ser la creencia en Dios, en la revelación, en los profetas, en sus milagros, en la vida después de la muerte, en la oración, en la creación milagrosa de Jesús en el vientre de la Virgen de María (con ellos sea la paz), en hacer el bien a los demás, en considerar al resto de la humanidad como una familia cuyos padres son Adán y Eva, en el Día de Juicio y en que la vida tiene un maravilloso sentido que es conocer y adorar a Dios de la mejor manera y recibir de Su parte Su Misericordia especial.

Por último que sea comprensivo con quienes a su alrededor no han tenido la bendición de comprender el Islam y que tenga pacien­cia y que haga el bien a su familia, especialmente a sus padres, aún sino creen en el Islam y aun si no lo tratan bien. Y por último que adore a Dios con fervor y sinceridad y sea lo más beneficioso posible para los hombres y para todas las criaturas de Dios.

Sheij Abdulkarim Paz

Un Sheij, ¿tiene obligaciones especiales con la comunidad, su familia o consigo mismo?

Submitted by admin on Tue, 11/21/2017 - 14:58

Respuesta:

Por supuesto el cargo de Sheij genera una responsabilidad que obliga a tratar de mantener una conducta digna y buena a los ojos de Dios y de la sociedad. Si uno se equivoca es más grave. Se quiera o no, uno está representando al Islam y a los musulmanes.

Uno lee tantas enseñanzas de los profetas que nos obliga a cuidarnos pues resuenan en nuestros corazones y oídos constantemente aun si estamos solos con la ayuda de Dios. Como dice el Profeta José, la paz sea con él, en el Sagrado Corán: No considero inocente a mi alma, ciertamente el alma incita al mal, salvo aquella que es objeto de la Misericordia de su Señor.

Con respecto a los padres el Corán y el Profeta han puesto mucho énfasis en el respeto y dedicación que hay que brindarles al punto de que Dios ha vinculado Su satisfacción con la satisfacción de los padres (saque con) respecto a los hijos. Además, dice el Corán que si ambos en­vejecen en tu casa, o uno de ellos lo hace, no les digas (siquiera) ¡uf! a la hora de atenderlos, sino que muéstrate atento y cariñoso. También dice que aunque nos dediquemos una vida al servicio de nuestras ma­dres no podremos compensar lo que ella ha hecho por nosotros a lo largo de su vida, desde nuestra concepción.

Dijo el Profeta (BPD): “El Paraíso está bajo los pies de las madres”.

También el sucesor del Profeta, el Imam As-Sadiq, el sexto Imam, la paz sea con él, explicando el significado del versículo coránico que habla de hacer el bien a los padres como la segunda de las obligaciones después de la adoración a Dios, dijo que hacer el bien a los padres significa darles aquello que necesitan antes de que os lo soliciten, para lo cual obviamente hay que estar muy atento a su situación en forma constante.

Sheij Abdulkarim Paz

 

 

 

¿Cómo es que entre los Profetas e Inmaculados sólo los nietos del Profeta (BP) son los Señores entre los habitantes del Paraíso?

Submitted by admin on Mon, 11/20/2017 - 09:08

Respuesta:

El Imam Hasan y el Imam Husaîn (P), estos dos nietos del Profeta Muhammad (BP) son los Señores entre todos los habitantes del Paraíso, y en el Paraíso aunque todos son jóvenes pero el señorío de ellos tendrá un mayor esplendor y manifestación entre los habitantes del Paraíso que fueron martirizados durante su juventud o murieron a corta edad, y todo esto no se contradice con el señorío de los demás Profetas y Santos Divinos sobre los habitantes del Paraíso. Además, considerando las indicaciones y los testigos, esta narración muestra el señorío de estos dos Imames sobre la gente común de los habitantes del Paraíso, no sobre los demás Imames ni Profetas.