¿Por qué ayunan en el mes de Ramadán?

Submitted by admin on Sun, 10/08/2017 - 10:57

Respuesta:

Porque Dios lo ordenó expresamente en el Corán. "Fue prescrito para ustedes el ayuno como ha sido prescrito para las comunidades que os  precedieron" (S. Corán 2:184). El ayuno es un ejercicio de purificación y de reconcentración sobre nuestra relación con el Creador y sobre la verdadera naturaleza de las cosas. El sentido último es acrecentar la piedad y la cercanía a Dios.

Allí tomamos conciencia de que el alimento y los placeres accesi­bles durante el resto del año son bendiciones de Dios y que nosotros somos sus criaturas. Tomamos conciencia que esta vida es pasajera y que nuestra verdadera esencia no es el cuerpo y su deleite. Si bien el Islam no se opone a ellos, ni los considera intrínsecamente malos en modo alguno, sí insiste en su utilización correcta y en su condi­ción de medios para fines trascendentes como ser el conocimiento y adoración a Dios. Otra conciencia que se adquiere con el ayuno es sobre las condiciones que atraviesan los pobres y que están esperan­do de nuestra solidaridad con ellos. Al respecto dice un dicho del primer Imam, Ali ibn Abi Talib, la paz sea con el, Dios dispuso el sustento de los pobres en la riqueza de los ricos. Es decir que los pobres tienen derechos y los ricos tienen con ellos obligaciones que es algo muy distinto al concepto de mera limosna.

El ayuno no es sólo del cuerpo sino que hay una serie de cuestio­nes de orden espiritual que observar, conocidos como el ayuno de la lengua, de la mirada y del corazón. En definitiva es un periodo de recuerdo, de recogimiento. Como si a un pez lo sacasen del agua durante unas horas para que tome conciencia de que el agua es un don y que tanto el agua como él mismo está en manos de Dios, no son nada en forma independiente del favor de Dios.

¿Por qué ocurre esto en Ramadán? Porque en este mes de acuer­do con el Sagrado Corán se revelaron los Libros Sagrados, la Torah (Pentateuco), los Salmos de David, el Evangelio, el Corán. El ayuno, entonces es la purificación necesaria para lograr el estado más ade­cuado de preparación para asistir a las noches del Decreto en que tuvo lugar la revelación del Corán y en la que descienden los favo­res divinos como gotas infinitas de ese mar insondable que es la revelación del Todopoderoso.

Ramadán es pues el mes del descenso de la Revelación, la Guía y la Ilumi­nación con ella del universo y de los seres. Bienaventurados los que estén atentos y purificados en estos momentos: "En nombre de Dios el Compasivo, el Misericordioso lo hemos revelado en la noche del Decreto. Y ¿cómosabrás que es la noche del Decreto? La noche del Decreto vale más que mil meses. Los ángeles y el Espíritu descienden en ella con el permiso de Su Señor, para decretar todo asunto. ¡Es una noche de Paz hasta rayar el alba!" (S. Corán 97:1-5).

Estos versículos no deben llevar a pensar que el Islam está a favor de una predestinación o fatalismo absoluto. No es así. El Islam reco­noce el libre albedrío, pero nuestras decisiones no son lo único que está operando en la existencia. Nuestras intenciones inciden en lo que Dios determina para nosotros y en el destino que nos vamos forjando. Somos libres y responsables de nuestros actos pero obvia­mente no estamos solos en la creación y hay cosas a tener en cuenta, fundamentalmente la Voluntad de Dios, Su guía y Sus enseñanzas. La influencia de ángeles y demonios y otros seres metafísicos, en base a la obediencia y rebeldía con respecto a Dios. No solamente los factores del orden físico de la naturaleza o de los seres humanos conforman nuestra situación existencial.

Sheij Abdulkarim Paz

¿Rezar hacia oriente tiene alguna significación?

Submitted by admin on Sat, 10/07/2017 - 11:14

Respuesta:

Los musulmanes rezamos hacia La Meca. La orientación ira variando de acuerdo a la ubicación respecto a la ciudad sagrada que está situada al centro oeste aproximadamente de la península arábiga, en la actual arabia saudita.

La razón por la que nos orientamos hacia la Meca es también una orden coránica que fija un centro común, un punto de referen­cia que conlleve el recuerdo de Dios y la unión de todos los creyen­tes. De acuerdo a la tradición del Islam, la Kaaba, o cubo en español, que se encuentra en el centro del santuario de la Meca es la primera casa construida sobre la faz de la tierra por el profeta Adán por or­den de Dios para Su adoración.

Esta construcción de cubos de piedra de unos 15 metros de altu­ra, está vacía en su interior como un signo o símbolo de la Unicidad de Dios y su ser Absoluto sin formas ni límites pero a la vez, Fuente Eterna de todas las formas y existencias limitadas. Esta casa fue re­construida por el Profeta Abraham (P) y su hijo Ismael (P), tal corno lo expresa el Corán, luego de que le fuera ordenado dejar allí, en ese valle desértico a Agar ya su hijo Ismael (P).

De acuerdo a la tradición islámica, a punto de morir de sed, Dios hizo brotar una fuente de agua a los pies del niño Ismael que mana hasta hoy día y que tiene el nombre de Zam Zam, sonido onomatopéyico por su constante borboteo. La Biblia se refiere a esto cuando menciona en el Génesis que Abraham se dirigió al sur, a los montes de Parán donde brota una fuente de agua.

Cuando vivió el Profeta Muhammad (BP) los árabes se habían desviado del monoteísmo abrahámico y habían caído en el paga­nismo llenando la Kaaba con sus falsos dioses de madera o piedra. Cuando el Profeta Muhammad (BP) conquistó pacíficamente La Meca, destruyó esos ídolos y restituyó el culto abrahámico al Dios Único.

En otra tradición del Profeta se enseña que la Kaaba reproduce en la tierra a la Kaaba celestial que circunvalan los ángeles que glorifi­can a Dios Altísimo.

Sheij Abdulkarim Paz

¿Está prescrito en el Corán la prohibición de beber alcohol?

Submitted by admin on Wed, 10/04/2017 - 12:18

Respuesta:

Sí, están prohibido los embriagantes en general. El alcohol es causa de muchas desgracias en la sociedad y lo mismo ocurre con las drogas.

Las sociedades islámicas han superado un enorme flagelo social cerrando las puertas a los embriagantes. Me sorprende ver que en nuestras sociedades cuando hay elecciones se prohíbe la venta de alcohol durante las 24 horas previas. El mensaje parece ser que la población debe estar lúcida porque tendrá que llevar a cabo una elección vital para el destino de la sociedad. Existe entonces un reco­nocimiento de que el alcohol desempeña un papel muy negativo en el sano juicio de una sociedad. Parecería ser que el hombre estuviera al servicio de un sistema y no el sistema al servicio del hombre. Para el Islam el hombre decide su destino los 365 días del año y su salud e integridad es necesaria en todo momento, no solamente cuando hay elecciones.

Si te preguntan acerca del vino y del maysir (un juego de azar por dinero), di: "ambos encierran pecados graves y ventajas para los hombres, pero el pecado es mayor que su utilidad" (Corán 2: 219).

Una vez hablé con el presidente de alcohólicos anónimos en mi país, Argentina, y luego de mostrarme algunas estadísticas de los males sociales que traía aparejado en la sociedad el consumo de alcohol, me miró y me dijo: "El alcohol es un instrumento de Satanás". Me impresionó su frase porque es la misma frase que encontramos en un versículo coránico: "¡Creyentes! El embriagante, el maysir (juego de azar por dinero)... no son sino abominación y obra del demonio. ¡Evitadlo, pues! Quizás así prosperéis. El demonio quiere sólo crear hosti­lidad y odio entre vosotros valiéndose del embriagante (alcohol, por ejem­plo) y el maysir, e impediros que recordéis a Dios y hagáis la oración. ¿Os abstendréis pues? (Corán 5:90,91).

Sheij Abdulkarim Paz