¿Qué hay en La Meca? ¿Es cierto que la piedra negra es sólo un meteorito que cayó allí?

Submitted by admin on Mon, 09/18/2017 - 10:21

Respuesta:

La tradición islámica enseña que la piedra que está ubicada en el vértice de una esquina de la Kaaba, fue traída del paraíso por el Arcángel Gabriel al profeta Adán cuando Dios le ordenara construir la primera casa sobre la faz de la tierra. El tocar la piedra durante los rituales del Hayy simboliza la confirmación del pacto esencial de los seres humanos con Dios, de que no adoraremos y no nos somete­remos sino a El. Dice una tradición profética que esta piedra en su origen era blanca y que por los pecados de los hombres se ennegreció. Lo cierto es que no es ningún meteorito y que no es objeto de adoración por parte de los musulmanes como suele decirse con mucha ignorancia y muchas veces con mala fe. Las siete circunvalaciones rituales en tomo a la Kaaba se enumeran a partir de la piedra negra que debe quedar a la izquierda del peregrino.

 Sheij Abdulkarim Paz

¿Existen sacramentos en el Islam?

Submitted by admin on Sun, 09/17/2017 - 11:28

Respuesta:

En el Islam hay acciones rituales originadas en la revelación de Dios y en las enseñanzas del Profeta, como por ejemplo, la forma de rezar individual y colectivamente, la forma de ayunar, de peregri­nar, y en general toda la normativa que rige la vida individual y social tiene su fuente en la revelación y las enseñanzas del Profeta.

Si se entiende por sacramental a aquella liturgia que es instituida directamente por Dios, entonces en este sentido podemos decir que todas son sacramentales. Lo que no existe es una Iglesia mediadora entre Dios y los musulmanes. Pero que no exista una Iglesia no sig­nifica que no exista una autoridad y una organización en el Islam, de modo que quede excluida la anarquía.

Si éste fuese el caso, el Islam sería una religión incompleta y la consecuencia sería un caos inevitable. Existe una Umma, o nación islámica, con sus autoridades que están constituidas por orden de Dios en base a su supremacía en la piedad, el conocimiento, el liderazgo, su justicia, su valentía, su desapego del mundo, etcétera.

No existe la eucaristía, ni el bautismo con sus significados en el cristianismo.

En el Islam el hombre nace en estado de pureza, no en pecado original, y es a posteriori que se puede corromper por factores di­versos y enajenarse con respecto a esa naturaleza innata en que Dios lo creó.

Sheij Abdulkarim Paz