¿Por qué en la mayoría de las naciones islámicas está prohibida la masonería?

Submitted by admin on Wed, 09/13/2017 - 14:05

Respuesta:

La masonería en tanto que promueva el secularismo y aleje a la sociedad del espíritu de la revelación divina no va a tener influencia en el mundo islámico. Históricamente, si bien en un principio puede haber tenido un carácter revolucionario para escapar a dogmatismos y fanatismos religiosos, muchas veces ha estado liga­da a los poderes extranjeros y ha sido promovida artificialmente por éstos en contra de los intereses de los pueblos. Calculo que debe ser por esta razón.

Sheij Abdulkarim Paz

¿Cuáles son los retos del Islam?

Submitted by admin on Tue, 09/12/2017 - 13:37

Respuesta:

Los desafíos del Islam son la purificación, la búsqueda del conocimiento, como medio para el perfeccionamiento de nuestra religiosidad. La organización y la unidad de los musulmanes en el mundo.

Por más enemistad que enfrenten los musulmanes de parte de algunas potencias, el principal desafío lo tiene el Islam dentro de sus propias filas y consiste en continuar estrechando su cohesión. Los países islámicos  tienen que fortalecer su organización mundial. Estos cincuenta países deben poder participar en el Consejo de Se­guridad de las Naciones Unidas y no permitir el antidemocrático derecho a veto de los más poderosos que tanto paraliza a esta orga­nización para poder implementar un orden más justo y democrático en el mundo.

Por otra parte el Islam es un sistema de vida y esto significa que posee su propio proyecto de gobierno, de organización política, social, cultural, y económica. Los movimientos islámicos deben ganar su libertad e independencia y las cúpulas militares y las castas más occidentales deben aprender a respetar la voluntad popular en lugar de reprimida para salvaguardar sus mezquinos e ilegales intereses.

Las monarquías que gobiernan en algunos países islámicos de­ben dar lugar a sistemas más libres y democráticos de verdadera participación popular. Las potencias occidentales si fueran sinceras en su pretendida defensa de la democracia y los derechos humanos, deberían facilitar estas transformaciones para bien de los pueblos y de la humanidad y no conspirar para frenarlas como desgraciada­mente lo hacen.

De todas maneras los musulmanes ya han despertado de un lar­go letargo. Como musulmán occidental quiero dejar en claro que este despertar del mundo islámico es el preludio de una gran espe­ranza espiritual y moral para contrarrestar la dimensión más deca­dente de nuestra cultura moderna. Un diálogo entre iguales redun­dará en el beneficio para todos.

Sheij Abdulkarim Paz

 

¿Todas las tendencias musulmanas son partidarias de la circuncisión y cómo actúan respecto a la ablación femenina?

Submitted by admin on Mon, 09/11/2017 - 13:59

Respuesta:

Con respecto a la circuncisión todas las escuelas de pensamiento y jurisprudencia en el Islam coinciden sobre su práctica y obligatoriedad.

La Academia Nacional de Pediatría Norteamericana hace unos años confirmaba que la práctica que hasta hoy mantienen los judíos y los musulmanes es más higiénica y evita enfermedades infeccio­sas. Tanto judíos como musulmanes continúan las recomendaciones proféticas sobre este punto, desde el Padre Abraham (P).

En el diario "Clarín", de Buenos Aires, del día 15 de abril del 2002, se publicó una información que daba cuenta de las últimas investi­gaciones realizadas en Estados Unidos en torno a la circuncisión y a cómo actúa previendo enfermedades. En él se leía: "La circuncisión es un procedimiento de rutina en los recién nacidos, más allá de las cuestio­nes religiosas". En la Argentina admiten que puede ser beneficiosa desde lo higiénico. Nuevos trabajos señalan que la prevalencia de infección por HIV puede ser hasta ocho veces mayor en hombres que no están circuncidados. Pero, advierten que igualmente los cir­cuncidados deben cuidarse.

El médico Robert Bailley, de la Universidad de Illinois, en Chicago, sostiene que la circuncisión puede reducir el contagio en zonas don­de el SIDA es devastador. Agregó que aunque no se haga masiva­mente tendría un efecto de prevención significativo. En Estados Unidos, señala Bailley, el 75 por ciento de los hombres está circunci­dado. Reduce el riesgo de infecciones urinarias en la infancia y de enfermedades de transmisión sexual, explicó. Un estudio recién publicado en el New England Joumal of Medicine, agrega que la circuncisión ayudaría a bajar los casos de cáncer de cuello de útero vinculados al virus del papiloma humano (HIV), de transmisión sexual.

En nuestros países, la circuncisión está más ligada a la religión. La doctora Charlotte Russ, del Comité de Infectología de la Socie­dad Argentina de Pediatría opinó: "Facilita la higiene y puede reducir la incidencia de enfermedades. Pero está indicado sólo para los que tienen problemas para orinar",

Horacio Mingrone, jefe de consultorios externos del Hospital Muñiz, en Bueno Aires, coincidió en que "la circuncisión disminuiría la posibilidad de infección porque el prepucio - la piel que se extrae en esta práctica- tiene más riesgo de infección".

Con respecto a la ablación femenina no es una práctica islámica, sino animista que proviene desde hace siglos de alguna parte de África y se ha difundido entre los estratos de más baja cultura, como en Egipto y Sudán, faltos de buena orientación y educación han adop­tado esta costumbre en detrimento de sus mujeres y co­munidades. Lainmensa mayoría de las musulmanas no practican esto por lo que no se puede imputar estas prácticas marginales al Islam.

Este es uno de los temas que los enemigos del Islam toman para difundir falsedades respecto a la condición de la mujer, estos jamás avalan sus imputaciones con fuentes dignas de crédito, ellos preten­den asociar en los grandes foros mundiales al Islam y a los musul­manes con la "ablación femenina", a la que se quiere presentar" como una circuncisión femenina". La elaboración de esta mentira es muy grave, ya que, para que cualquiera que conozca el mundo islámico sabe que toparse con este tipo de prácticas extremadamente raro y marginal. Además contradice el principio islámico que rechaza el perjuicio y el daño y todo aquello que lo provoque.

Cabe señalar que esta ablación no es ningún misterio para los antropólogos y etnólogos que saben que esta práctica tiene una anti­güedad superior a los tres mil años y ha sido ejercida en sociedades y tribus no islámicas, de regiones y latitudes tan opuestas como Etio­pía y Escandinavia.

Cuántas prácticas son llevadas a cabo por personas de religión cristiana en Asia, África o en otras partes, como la autoflagelación en Filipinas, cuando se crucifican algunos creyentes el día Viernes Santo o algunas otras mortificaciones sin que en la doctrina cristia­na o en las Iglesias sean avaladas.

Estos enemigos del Islam que difunden información engañosa, eluden que la mujer fue la principal beneficiada por el Islam desde sus inicios. Donde estaba esclavizada fue redimida y liberada, don­de no tenía voz obtuvo plenos derechos y obligaciones, como la igual­dad ante la ley, sufragio, poder pedir sudivorcio, mucho antes que el más adelanta­do país occidental. El mismo Profeta exaltó en muchas ocasiones la misión de la mujer en la sociedad y exaltó a su hija Fátima (P), como paradigma de virtudes y modelo para los creyentes.

Los sabios musulmanes rechazan estas falsas acusaciones sobre la ablación y en materia de amor entre el hombre y la mujer, el Islam posee una concepción positiva del placer sexual, pero enmarcado en el matrimonio. El matrimonio es considerado una bendición di­vina y la relación entre los esposos un sublime acto de adoración a Dios.

Sheij Abdulkarim Paz