¿Cuál es el hadîz Raf’?

Submitted by admin on Sat, 08/05/2017 - 10:27

Respuesta:

El hadîz raf’ o de la anulación es el título de dos hadices del Profeta del Islam (BP) que uno contiene la anulación de la obligación y de los requisitos de éste, o es la anulación de los efectos obligatorios de algunos actos de los responsables, en la religión del Islam, en una situación especial. Y el otro se refiere a que algunas personas determinadas se encuentran exentas de una obligación o de algunos dictámenes.

El primer hadîz, con algunas diferencias en sus explicaciones y con diferencias en el número de ejemplos de la anulación y según lo transmitido por el Imam Sâdiq (P) y por el Imam Ridâ (P) del Profeta (BP), ha sido considerado correcto o válido en la mayoría de las fuentes y sociedades legítimas antiguas y actuales shías y, en general, desde la perspectiva del documento que la respalda.

El contenido principal del hadîz, considerando la forma más completa de éste es así. “A la comunidad musulmana le fueron anuladas nueve cosas: (1) la equivocación; (2) el olvido; (3) aquello que desconocen; (4) aquello que no tienen poder para realizar (5); aquello que realiza por emergencia; (6) acto que se ve obligado (forzado) a realizar; (7) presagio de mal agüero; (8) estar tentado de pensar en la creación; (9) sentir envidia hasta el momento en que no lo diga o realice”. Esta narración además de las explicaciones de los intérpretes, ha sido causa de suma atención y debate entre los sabios de los principios de la jurisprudencia (por lo general en los debates sucintos y evidentes en las obras antiguas de la Escuela Suní) en especial por las minuciosidades de los fundamentalistas contemporáneos de los shías imamitas (desde la perspectiva de su sanad a la frase lo que desconocen,se le ha colocado un mandato de prohibiciónpara comprobar el principio de la exoneración en las dudas). El segundo hadîz famoso como raf’ (anulación del pecado) es una narración profética que en las fuentes de la Escuela Suni se ha registrado del Imam ‘Alî (P) así como de ‘Âîsah en diversas formas.

 

 
 

¿Acaso el hadîz "cualquiera que muera y no haya pactado fidelidad con nadie murió como alguien de la era de la ignorancia" incluye al Profeta?

Submitted by admin on Thu, 08/03/2017 - 10:56

Respuesta:

Un pacto (baîa’t) necesita de dos partes una de ellas el seguidor y la otra el guía (Mensajero o Imam), y considerando que el Profeta es líder e Imam, en base a esto se pacta con el Profeta, y él no pacta con alguien. Entonces es evidente que en el propósito de estas narraciones que menciona en la pregunta, no es suficiente con conocer sólo al Imam, sino que es seguirlo y andar por el mismo sendero del Profeta y del Imam.

En conclusión esta narración, no incluye al propio Profeta (BP) ya que con él se realiza el pacto y él no es el que pacta. Pero acerca de colocar a un sucesor para después de él, se ha comprobado con un argumento definitivo que el Profeta (BP) eligió a ‘Alî (P) como su sucesor. 

¿Acaso eliminando las narraciones y beneficiándose solo del Corán es una solución en el Islam?

Submitted by admin on Tue, 08/01/2017 - 08:40

Respuesta:

Los antecedentes del debate de beneficiarse únicamente del Corán y de eliminar las narraciones y la sunnah retroceden aproximadamente al inicio del Islam, puesto que en base a las fuentes de la Escuela Suní y Shî’ah, en los últimos días de la preciada vida del Profeta (BP) cuando este generoso solicitó cálamo, tinta y papel para escribir algo que fuese guía para la comunidad islámica y después de este generoso no se desviase, por desgracia el segundo califa ‘Umar Ibn Jatâb se opuso a este acto y dijo: “El Libro de Dios (el Corán) nos es suficiente (no necesitamos de la tradición del Profeta).”

Nadie puede imaginar que nos encontramos en un error al aplicar la tradición, ¿acaso todas nuestras obligaciones con todos sus detalles podemos encontrarlas en el Corán? ¿Acaso todos los mandatos tales como la oración, el ayuno, pago del azaque, la Peregrinación y otros fueron mencionados en el Corán?

Dios Sublime en el Corán dice: “Y lo que el Mensajero os détomadlo (y realizadlo) y absteneos de lo que os prohíba. Y sed temerosos de (oponerse a) Dios. En verdad, Dios es severo en el castigo”. (1)

Es claro y evidente que lo ordenado y prohibido por el Mensajero de Dios (BP) es esa misma tradición (sunnah) del Profeta (BP) que Dios nos ordena seguir a este honorable. Ahmad Ibn Hanbal que es uno de los líderes de las cuatro escuelas sunitas, en su obra Musnad transmite que el honorable Profeta (BP) dijo: “He dejado dos cosas valiosas entre ustedes, una de ellas es más grande y valiosa que la otra. El Libro de Dios que es una cuerda vinculadora entre el cielo y la tierra, y mi itrat y Ahl-Bayt (familia) y estas dos no se separarán hasta que se reúnan conmigo en la fuente de Kauzar”.

Puede observarse que en esta narración el Profeta (BP) colocó a la gente de su casa a la par del Corán, es decir tal y como los musulmanes tienen la obligación de deducir del Corán así también tienen la obligación, en situaciones necesarias, de deducir de las palabras de los Inmaculados Imames (BP) y estos dos juntos son perfectos y la deducción es incompleta faltando uno de ellos.


1 –Al-Ĥašr, [59:7].