¿Qué dice el Islam acerca del mal de ojo que existe o no?

Submitted by admin on Sat, 05/13/2017 - 13:08

Respuesta: En cuanto a si existe o no el mal de ojo en el Islam existen ciertas narraciones en donde se interpreta que el Islam no lo niega, aunque debemos distinguir entre la visión islámica y la visión popular sobre esta cuestión. De todos modos la presencia de muchas suplicas en donde se pide la protección de Dios ante todo mal, perjuicio, maldad, etc. también nos permite entender la posibilidad de que existen casos de este tipo. Por otro lado en la historia existen muchísimos casos en donde se ha hablado del mal de ojo como una realidad por lo que algunos Imames han dado su opinión sobre el tema.

¿Está permitido en el Islam más que todo a la mujer realizarse algún tipo de cirugía estética en la cara o cualquier parte del cuerpo?

Submitted by admin on Thu, 05/11/2017 - 11:23

Respuesta:

En cuanto al tema de la cirugía estética si se la hace para evitar un defecto que le causa problemas de cualquier tipo (por ejemplo psicológicos) y dicha operación no trae perjuicios colaterales a su salud, ni se considera un adorno permanente al rostro o el cuerpo (como por ejemplo ciertos maquillajes que pueden quedar en el rostro de forma permanente), ni se considera un accesorio extraño al cuerpo, ni impide que el agua llegue a todo el cuerpo, está permitido en el Islam. 

¿Por qué se utiliza en traducciones al español el nombre Mahoma en lugar de Muhammad?

Submitted by admin on Wed, 05/10/2017 - 11:32

Respuesta

As Salamuaikum

Estimado hermano:

Agradecemos su pregunta y la fundamentación de la misma.

 En su pregunta sobre el nombre Mahoma usted fundamenta positivamente desde lo histórico - etimológico la génesis peyorativa del sustantivo propio y su uso para validar una hermenéutica escatológica .Pero desde la lingüística sabemos que el idioma y sus términos tienen un proceso de evolución en la historia viva de la lengua .Muchos términos tuvieron su cimiento como respuesta histórica a fenómenos que atentaban y afectaban a contextos culturales ,políticos ,religiosos y sociales de una época determinada o a los cuales necesitaban acercarse por ser desconocidos en su lengua .Mas con el trascurso del tiempo y de la operatividad del uso de frases ,giros lingüísticos ,palabras y conceptos, muchos términos que otrora poseían una semántica que apuntaban a unos sentidos y significados peyorativos se convirtieron luego en términos de referencia para la comunidad que habla una lengua sin impronta negativa .

En la lengua española existen muchos términos que tuvieron una castellanización que no correspondían al nombre original, por ejemplo el nombre Confucio fue la castellanización del término latino Confucius que los jesuitas españoles y portugueses  latinizaron a partir de escuchar el nombre  孔子 en pinyin: kǒngzǐ, en Wade-Giles: K'ung-fu-tzu y en mandarí: Kǒngzǐ, en sus labores de evangelización en el Extremo Oriente. Para el hispano hablante, que no tiene relación con el mandarí ni con ninguna lengua de China, cuando lee u oye el nombre Confucio, lo mismo en un texto de religiones comparadas o de sinología como en un folleto escolar de historia, reconoce en él el término que nombra a un antiguo y reverenciado sabio de China. Claro está que para una persona hispano parlante que hablé y lea el mandarí o un natural de China (o descendiente chino) que sepa español ese término no lo podrá satisfacer. Diríamos que ocurre así con nombres nacido desde lo peyorativo y que con el tiempo cobran en la lengua un significado de referencia como es el caso de Mahoma. Un ejemplo desde el lenguaje popular (y sin valorar la raíz de refrán) es cuando en cualquier parte de Hispanoamérica y España decimos la archiconocida frase ¨Si la montaña no va a Mahoma  , Mahoma va a la montaña ¨, todo hispano parlante ve en ella un significado que apunta a la voluntad teniendo el nombre castellanizado un elemento primario y referencial. Podría también valorarse como desde otras lenguas vinculadas con el Islam el mismo nombre Muhammad sufrió modificaciones como Mohammed, Mehmed o Mehmet en la lengua turca, sin tener significación negativa al cabo de su uso.

En cuanto al texto en latín que usted muestra nos gustaría reseñar algo. El texto es un poco confuso como para dar una traducción exacta como siempre pasa con el latín medieval. Recuerde que aquellos curas  hablaban un¨ español¨ aun en formación, que ya era bajo latín o latín vulgar o eclesiástico lo que se hablaba, y que en aquel tiempo los únicos con cultura eran o los bizantinos o y los musulmanes. También hay que ver la calidad de las copias, hechas a mano y por monjes no precisamente siempre cultos. De modo que es todo un jeroglífico y con varias palabras extrañas, más una sintaxis rara.

Más o menos, diría esto (en una aproximación  , pues  Álvaro de Córdoba no sólo era enemigo del Profeta (PB), sino de la gramática Latina):

"Quod isti in sumosis turribus quotidie barritu inormi et monstruoso, ac ferarum rictu, dissolutis labiis et faucium latu aperto ut cardiaci vociferant, ac vociferandi velut furiosi proeconant ut muniant Maozim cum deo alieno quem cognovit, id est, ut Maozim quem Cobam vocant, hoc est majorem, cum Deo alieno, id est, Demone illo qui ei sub persona Gabrielis apparuit uno venerationis nimine munit...".

Traducción relativa:

"…que esos que en elevadas (?) torres cada día con un bramido [como de elefantes], desmedido y monstruoso, y con la boca abierta de las fieras, con labios disolutos y ancha apertura de las gargantas vociferan como enfermos del estómago (o del corazón), y en su vociferación como en un delirio proclaman que resguardan (?) a Maozim con el dios ajeno a quien [éste] conoció; es decir, que a Maozim (a quien llaman Coba, o sea, "el mayor"), con un Dios extraño (a saber, aquel Demonio que bajo la personalidad de Gabriel se le apareció a él, [como] único [digno] de veneración), extraordinariamente (?) salvaguarda (n)".  

Como está tan mal escrito, puede decir también al final que a Maozim el demonio aparecido como Gabriel, “único [digno] de veneración, extraordinariamente (?), lo salvaguarda”. Hay un problema obvio de concordancia o tal vez el párrafo está cortado y por eso no se entiende bien. No se comprende tampoco por qué habrían los almuecines de salvaguardar al tal Maozim. O sea, que tampoco se ve el sentido desde el punto de vista teológico. Es un raro párrafo. Por supuesto que esta es una aproximación a una traducción sin ánimo de ser oficial. Se debería  buscar el texto de Álvaro ya oficialmente traducido por medievalistas hispanos que debe existir (también revisar bien el texto de la bibliografía citada Indiculus luminosus. Edición de Flórez: España sagrada).

Creemos que nuestra la política de edición debe ir no solo a un público musulmán, de descendientes o nuevos conversos, ya familiarizados con términos islámicos transcritos fonéticamente del árabe al español, sino que debe también alcanzar a un sector no musulmán pero interesado en temas islámicos que desconocen de términos de uso concretos .Es por ello que, como una estrategia de tránsito ,colocamos tanto el nombre Mahoma como el nombre Muhammad (PB) en los textos , siempre dando a conocer que la forma más aceptada para los musulmanes es el término Muhammad , que Inshalallah en un propósito futuro sea el término único en idioma español .

Gracias por sus valoraciones.

Ma Salam

Dr. Abdulwali Amílcar Aldama