Respuesta:

Para creer en algo no es necesario verlo. Tú crees en la electricidad aunque no la puedes ver; crees en ella solo porque ves el resultado como la luz, calor, etc. Si esto es suficiente para hacerte creer en la existencia de la electricidad, el gran universo debe ser suficiente para todo ser humano para creer en la existencia del creador.

Tu existencia misma es una gran evidencia de la existencia de Adán y Eva, o digamos que los primeros dos seres humanos. Tú no viste a Adán, ni a Eva pero crees que ellos existieron.

Para hacerlo más claro: tú viniste de tus padres, sus padres vinieron de sus padres y tus abuelos vinieron de sus padres y así sucesivamente, de esta manera puedes continuar retrocediendo hasta llegar a Adán y Eva, si tú niegas la existencia de los dos primeros seres humanos estarías eliminando la primera generación de sus hijos. Eliminando la primera generación, tú eliminas la segunda y así sucesivamente, etc. Finalmente, eliminarías a tus padres y luego te tienes que eliminar a ti mismo. Pero te dices a ti mismo: yo no puedo hacer esto porque ¡estoy aquí! Entonces tú dices: Adán y Eva están allá.

El creador del universo no puede ser precedido de la no existencia. De lo contrario, necesitaría de otro dios que lo creara; y ese Dios, si es precedido por la no existencia necesitaría de otro dios, etc. Así, tendríamos una cadena infinita de dioses sin causa, la causa debe ser la fuente de la existencia del universo. Entonces nosotros negaremos la existencia del universo. También, nos negaríamos a nosotros mismos ya que somos parte del universo.

(Fuente: Preguntas acerca del Islam, autor: Sheij Muhammad Yawad Chirri)




Respuesta:

Al estudiar las obras de Ibn ‘Arabî, se refleja su creencia en cuanto al Imâm Mahdî (P). El escribió lo siguiente respecto al capítulo 366 de la obra Futûhât Makîyah que habla del conocimiento de los compañeros y ministros del Imâm Mahdî (P) al final de los tiempos: “Dios tiene un califa vivo, existente, que surgirá y su surgimiento ocurrirá cuando el mundo se encuentre colmado de opresión y tiranía, y él llenará al mundo de justicia y equidad. Si quedase inclusive un día de la vida del mundo, Dios lo alargará hasta que ese califa lidere. El es de la familia del Mensajero de Dios (BP) y su ancestro es Husaîn Ibn ‘Alî Ibn Abî Tâlib”.

Una de las obras del Shaîj Akbar Ibn ‘Arabî es “Al-Wi’âi Al-Majtûm ‘Alâ Al-Sirru Al-Maktûm” que fue escrito con motivo del liderazgo absoluto de Mahdî el Prometido (P) y la forma de su surgimiento. Ibn ‘ArabÎ respecto al Imâm Mahdî (P) opina como los shías, ahí donde dice: “En realidad el Mahdî (P) es el hijo del Imâm Hasan ‘Askarî (P) y nació a mediados del mes de Sha’bân del año 255 d.H. y vivirá hasta el día en que Jesús hijo de María (P) se le una”. Así también cree en la infalibilidad del Imâm Mahdî (P) y considera su sabiduría como una revelación Divina.

 




Respuesta:

El vocablo “sâhib” en la lengua árabe significa compañero, amigo, camarada y contemporáneo, y no tiene el significado de “dueño”. Por lo tanto “Sâhib Al-Zamân” (el Dueño del Tiempo) significa alguien que va con el tiempo y vive en esta época y tiempo, y un significado así y deducción como ésta no es asociación. El testigo de esta pretensión es la aleya coránica ahí donde dice:“Vuestro compañero no se extravía ni se equivoca”.(1) Y también:“Y vuestro compañero no está loco”.(2)
Además de esto, incluso si el propósito de este vocablo (sâhib) sea dueño no será asociación, puesto que el el Imam del Tiempo es el propietario y administrador a la par del señorío de Dios Sublime, no en contra de éste, tal y como: “¡Oh, los que creéis (en la Unicidad de Dios)! ¡Obedeced a Dios y obedeced al Mensajero y a los que de vosotros tienen autoridad!…”. (3)
Es digno de mencionar que según la creencia shía los Inmaculados Imames (a.s.), con el permiso de Dios, tienen la supremacía existencial sobre todos los asuntos del Universo, y ésta les fue otorgada con el permiso y el deseo de Dios.

1 – An-Naŷm [53:2].
2 – At-Takwīr [81:22].
3 – An-Nisā’ [4:59].

Pagination