¿Qué opinan los sunitas respecto a Bilâl el etíope?

Submitted by admin on Sat, 11/04/2017 - 08:48

Respuesta:

Lo registrado en las fuentes históricas de la Escuela Suní respecto a Bilâl el gran sahâbî o compañero cercano del Profeta Muhammad (BP) es que él fue puesto en libertad por Abû Bakr, fue un creyente resistente a los martirios de los incrédulos, almuédano del Profeta (BP), uno de los luchadores por del Islam en las batallas en las que acompañaba al Profeta Muhammad (BP). Pero después del fallecimiento del Profeta (BP) dejó Medina y se dirigió a Shâms (Damasco) en donde falleció.

 

 
 

¿Por qué nosotros creemos que Dios no ha engendrado ni ha sido engendrado, pero los cristianos sostienen que Jesús es hijo de Dios? ¿Cómo puede justificarse esta contradicción entre las religiones?

Submitted by admin on Wed, 11/01/2017 - 09:48

Respuesta:

Según lo que dice la aleya del Monoteísmo, la creencia de los musulmanes es que Dios Sublime no engendró ni fue engendrado por nadie. Todas las religiones monoteístas sostienen también esta creencia, y la religión del Profeta Jesús (a.s.) tampoco está excerta de esta regla, puesto que todas las religiones Divinas han sido edificadas sobre la base de la razón y el innato del ser humano. Entonces la razón y el innato muestran este asunto que Dios Sublime, Creador del Universo, es Poderoso y autosuficiente. Es evidente que un creador así no deberá tener padre ni tampoco hijo, ya que para tener padre e hijo es necesaria la corporación y necesidad de Dios, y Dios Sublime es puro de ese atributo negativo. Pero lo que hoy día pretende el Cristianismo es muestra de que ocurrieron alteraciones en esta religión alejándose así del cristianismo auténtico.

 

¿Cuál es el destino de un musulmán después de la muerte?

Submitted by admin on Tue, 10/31/2017 - 09:19

Respuesta:

Señala el Sagrado Corán en el capitulo 99, denominado El Terremo­to: "En el nombre de Dios, El Compasivo, el Misericordioso/. Cuando sea sacudida la tierra por su terremoto, expulse la tierra su carga. Y el hombre se pregunte: "¿Qué es lo que pasa?", ese día contará (la tierra) sus noti­cias, según lo que tu Señor le inspire. Ese día los hombres surgirán en grupos, para que se les muestren sus obras. Quien haya hecho el peso de un átomo de bien, lo verá. Y quien haya hecho el peso de un átomo de mal, lo verá”.

Todos musulmanes y no musulmanes tendremos que dar cuenta de nuestras creencias y acciones. Dios, no oprime y no comete la más mínima injusticia. Juzgará a los hombres de acuerdo a su esen­cia y no de acuerdo a lo que decían ser o creer, y estos serán testigos de lo que han hecho de bien y de mal.

Se le dirán al hombre: " / Lee tu libro / (tus acciones), hoy te bastas tu como juez". Significa que nada quedará oculto y aquel que no se pre­paró para ese día por que no creyó en Dios, o creyó pero no fue consecuente con ello, y pensó que podía hacer cualquier cosa, que no sería responsable ni sería interrogado, querrá volver al mundo, pero será tarde.

Un tercio del Sagrado Corán habla sobre el tema del Juicio Final, por eso es uno de los fundamentos doctrinarios del Islam. La vida después de la muerte tiene sus fundamentos en las ense­ñanzas de los Profetas y en la razón, ya que la vida carecería defini­tivamente de sentido y de justicia si todo acabase con la muerte físi­ca. La razón y la naturaleza humana de origen divino repudian el absurdo, el sin sentido y la injusticia que suponen creer que con la muerte del cuerpo acabará todo.

Al morir, el alma vive en un mundo intermedio, en árabe barzaj, que comienza en la tumba y concluye en la resurrección. Las almas morarán en el barzaj, de acuerdo a sus obras en alguno de los grados del paraíso o del infierno de esa vida intermedia. Esta vida interme­dia y los distintos estados del alma, es diferente a la vida después de la Resurrección y el Juicio a partir de los cuales se abre una vida eterna sin ninguna muerte más.

Con respecto al musulmán del que me hacía la pregunta, depen­derá de su creencia y acciones.

Sheij Abdulkarim Paz