¿Cómo expresan su religión los musulmanes?

Submitted by admin on Wed, 10/18/2017 - 11:12

Respuesta:

Por lo general aquellos musulmanes que más practican su reli­gión lo hacen de distintas maneras. Algunas muy visibles, como la vestimenta recatada (en las mujeres es más llamativo cuando utili­zan el hiyab o pañuelo con el que se cubren el cabello en forma pare­cida a las monjas cristianas). También expresan su religiosidad ha­ciendo sus oraciones diarias, comiendo aquello que el Islam le per­mite, absteniéndose del alcohol y las drogas, el cerdo, la carne no sacrificada al rito islámico, etc. Además si es coherente con su reli­gión se apartará del robo, la mentira, el fraude, el engaño. Será soli­dario y útil para la comunidad, diligente y servicial. Un mes al año, cuando no más, se lo verá ayunando. Como dice un dicho profético, se lo verá allí donde complace a Dios y no se lo verá allí donde le disgusta a Dios. (Axial fue definida la piedad en un dicho del sexto Imam o sucesor del Profeta cuyo nombre es Yafar As- Sadiq, la paz sea con el. El dicho se remonta a la sabiduría profética cuya fuente última es Dios).

Sheij Abdulkarim Paz

 

 

¿Los musulmanes pueden fumar?

Submitted by admin on Tue, 10/17/2017 - 11:12

Respuesta:

Sí se puede, a condición que no exista una prescripción médica o una conciencia de que para uno es perjudicial. Algunos sabios basados en que el hombre debe abstenerse de aquello que lo perjudica lo han prohibido, pero otros lo han dejado sujeto a cada caso en particular dependiendo del grado de perjuicio que tenga para cada persona. Si hay certeza de que le esta haciendo mal debe dejarse. Con los avances científicos que certifican su carácter nocivo, no me extraña que los sabios lo prohíban totalmente. En las tradiciones islámicas no hay referencia directa al tabaco, pero si como dije a evitar aquello que perjudica a uno, o la auto destrucción.

 Sheij Abdulkarim Paz

¿Qué es la mezquita?

Submitted by admin on Mon, 10/16/2017 - 11:39

Respuesta:

La palabra mezquita en idioma árabe se dice másyid y significa lugar de prosternación, es decir, el poner la frente contra el piso, es la expresión más acabada del sometimiento hacia alguien, aún más que arrodillarse. En muchos pasajes de la Biblia actual se puede leer que muchos practicaban la oración con la forma que se conserva en el Islam de la prosternación, a veces se lee: se prosternaron u otras frases alusivas como posaron rostro en tierra. Por ejemplo: "Cayó Abraham rostro en tierra". (Génesis: 17:3).

Entonces, la mezquita es el templo de la adoración y del culto a Dios. Pero hay que aclarar que el concepto de adoración en el Islam no se restringe a la realización de la oración propiamente dicha. Se adora a Dios cuando se trabaja honestamente para lograr el susten­to, se adora cuando se ama a la esposa y cuando se cría a los hijos con una buena educación, cuando no se miente, cuando se estudia y se hace el bien, cuando se mira al rostro de los padres, cuando se visita a un sabio o se brinda cariño a un huérfano, etc. Se adora a Dios individualmente, pero se adora más plenamente a Dios en comunidad y la mezquita es el lugar de re­unión y de organización para los asuntos sociales para que todas las actividades sociales tengan el espíritu de la adoración a Dios, su agradecimiento y su reconocimiento.

La mezquita es el centro donde se irradia toda la vida individual o comunitaria de los creyentes. Así vemos que la mezquita que edi­ficó el Profeta en Medina era el templo y a la vez era la casa del gobierno del Estado Islámico. Allí se decidían todos los asuntos vi­tales del estado. Se juzgaba, se decidía sobre la paz y la guerra, se emitían proclamas y se designaban o se removían gobernadores y jueces.  

En el Islam de hoy en día, puede ser que por razones prácticas, la sede de una mezquita no sea la sede de una casa de gobierno, pero el espíritu de la adoración a Dios no puede ni debe estar separado entre estos ámbitos pues, constituyen el sentido de todas las accio­nes y aspiraciones de un musulmán. Más allá de las diferencias teó­ricas, en rigor, ninguna religión se mantiene al margen de los acon­tecimientos políticos e interviene y hace sentir su influencia en aque­llas cosas que más le interesan.

Sheij Abdulkarim Paz