Un Sheij, ¿tiene obligaciones especiales con la comunidad, su familia o consigo mismo?

Submitted by admin on Tue, 11/21/2017 - 14:58

Respuesta:

Por supuesto el cargo de Sheij genera una responsabilidad que obliga a tratar de mantener una conducta digna y buena a los ojos de Dios y de la sociedad. Si uno se equivoca es más grave. Se quiera o no, uno está representando al Islam y a los musulmanes.

Uno lee tantas enseñanzas de los profetas que nos obliga a cuidarnos pues resuenan en nuestros corazones y oídos constantemente aun si estamos solos con la ayuda de Dios. Como dice el Profeta José, la paz sea con él, en el Sagrado Corán: No considero inocente a mi alma, ciertamente el alma incita al mal, salvo aquella que es objeto de la Misericordia de su Señor.

Con respecto a los padres el Corán y el Profeta han puesto mucho énfasis en el respeto y dedicación que hay que brindarles al punto de que Dios ha vinculado Su satisfacción con la satisfacción de los padres (saque con) respecto a los hijos. Además, dice el Corán que si ambos en­vejecen en tu casa, o uno de ellos lo hace, no les digas (siquiera) ¡uf! a la hora de atenderlos, sino que muéstrate atento y cariñoso. También dice que aunque nos dediquemos una vida al servicio de nuestras ma­dres no podremos compensar lo que ella ha hecho por nosotros a lo largo de su vida, desde nuestra concepción.

Dijo el Profeta (BPD): “El Paraíso está bajo los pies de las madres”.

También el sucesor del Profeta, el Imam As-Sadiq, el sexto Imam, la paz sea con él, explicando el significado del versículo coránico que habla de hacer el bien a los padres como la segunda de las obligaciones después de la adoración a Dios, dijo que hacer el bien a los padres significa darles aquello que necesitan antes de que os lo soliciten, para lo cual obviamente hay que estar muy atento a su situación en forma constante.

Sheij Abdulkarim Paz

 

 

 

¿Cómo es que entre los Profetas e Inmaculados sólo los nietos del Profeta (BP) son los Señores entre los habitantes del Paraíso?

Submitted by admin on Mon, 11/20/2017 - 09:08

Respuesta:

El Imam Hasan y el Imam Husaîn (P), estos dos nietos del Profeta Muhammad (BP) son los Señores entre todos los habitantes del Paraíso, y en el Paraíso aunque todos son jóvenes pero el señorío de ellos tendrá un mayor esplendor y manifestación entre los habitantes del Paraíso que fueron martirizados durante su juventud o murieron a corta edad, y todo esto no se contradice con el señorío de los demás Profetas y Santos Divinos sobre los habitantes del Paraíso. Además, considerando las indicaciones y los testigos, esta narración muestra el señorío de estos dos Imames sobre la gente común de los habitantes del Paraíso, no sobre los demás Imames ni Profetas.

 

 

¿Acaso el Imam Husain (P) tuvo una hija llamada Ruqaiah (P)?

Submitted by admin on Sat, 11/18/2017 - 09:26

Respuesta:

En un suceso similar al de Karbala, que estuvo colmado de ofrecimiento y resplandor de las perfecciones humanas, no registraron detalles respecto a algunas personalidades que posiblemente contaban con corta edad. La vida de la honorable Ruqaîah se encontraba bajo la sombra de rayos luminosos, tales como su padre, su tío, sus primos honorables y otros. Por ello en las obras históricas no fue registrado el nombre de la niña llamada Ruqaîah, como hija pequeña del Imam Husaîn (P). En algunos libros donde se han registrado las matanzas, se encuentran palabras del Imam Husaîn (P) que dicen:
“¡Hermana, Umm Kulzûm! y tú ¡oh. Zaînab!, ¡oh, Ruqaîah, Fatimah y Rubâb! Recordad mis palabras, (y recordad que) cuando sea asesinado no desgarren los cuellos (de sus vestidos) y no rasguñen sus rostros, y no digan palabras injustas”.[1]-[2]
Considerando la forma de hablar y el significado de las palabras que dicen: “Cuando sea matado no desgarren los cuellos de sus vestidos y no se rasguñen sus rostros”, es imposible que el Imam (P) hable así a una niña de 3 ó 4 años.
En otras palabras registradas del Imam Husaîn (P), este honorable dijo así:
“¡Oh, Zaînab, oh, Zakinah! ¡Oh, hijos míos! ¿Quién quedará para ustedes después de mí? ¡Oh, Ruqaîah y oh, Umm Kulzum! Vosotras fueron un depósito de Dios ante mí. ¡Ha llegado el momento de mi cita!”.[3]
Considerando la forma de la frase y de su contenido es posible que el propósito del Imam (P) fuese Ruqaîah su hija de 3 años.
Por otra parte la fuente más antigua en la que es mencionado el nombre de la hija de 3 o 4 años del Imam Husaîn (P) es la obra “Kâmil Bahâî” escrito por ‘Imâd Al-Dîn Tabarî. En esta obra dice que el Imam (P) tenía una hija de 4 años y preguntaba mucho por su padre. Una noche soñó que estaba sentada junto a él, cuando se despertó preguntó: “¿Dónde está mi padre ¡que no aguanto más!?” Le preguntaron: “¿Qué soñaste?” –“Vi que estaba sentada junto a él y me abrazaba”. Cuando Yazîd escuchó esto dijo: “Id y mostradle la cabeza de su padre”. Cuando quitaron la tela de sobre el palé donde se encontraba la cabeza, suspiró y murió.[4]
No obstante, los sabios considerando algunas de las indicaciones aceptan que el Imam Husaîn (P) tuvo una hija con ese nombre. En la obra “La personalidad del Imam Husaîn (P)” el autor preguntó al famoso historiador contemporáneo el difunto Aîatul.lah Mar’ashî Naÿafî a este respecto, a lo que respondió: “Aunque no existe un documento fable acerca de a la existencia de esa hija, pero con la presencia de toda esa fama no puede negarse”.[5]

Notas:
[1]– Ibn Tâwûs Abû Al-Qâsim Abû Al-Hasan Ibn Sa’d Al-Dîn, Al-Luhûf ‘alâ qatli Al-Tafûf, p.141; I’lâm Al-Warâ’, p.236.
[2]– Extraído de: Investigación de los puntos de vista históricos respecto a la honorable Ruqaîah (P).
[3]– Grupo de escritores, Musawa’ah Kalamât Al-Imam Al-Husaîn (P), p.511.
[4]– Tabarî ‘Imâd Al-Dîn, Kâmil Bahâî, t.2, p.179; Ÿawâd Muhadizî, en La cultura de ‘Ashûrah, p.200, este asunto es transmitido de la obra Muntahâ Al-Amâl, del Shaij ‘Abbâs Qumî, p.437. Parecido a este asunto está registrado en la obra Târij Alfâ, p.861; Ma’âlî Al-Sibtaîn, t.2, p.127, dice que el nombre de esta niña fue Ruqaîah.
[5]– La personalidad de Husaîn (P), p.615.