¿Acaso existe una discrepancia entre la opinión que tiene el Islam acerca del ser humano como una criatura dotada con propia voluntad y la frase Coránica donde se menciona que Dios ha sellado los corazones, oídos y ojos de algunos frente a la verdad?

¿Acaso existe una discrepancia entre la opinión que tiene el Islam acerca del ser humano como una criatura dotada con propia voluntad y la frase Coránica donde se menciona que Dios ha sellado los corazones, oídos y ojos de algunos frente a la verdad?

Submitted by admin on Wed, 02/01/2017 - 12:33

Respuesta Breve

            En muchas aleyas se menciona que los corazones, ojos y oídos de algunos están sellados. Khatam y tab’ (sello) significan final, estampar un sello, imprimir, producir cosas de una determinada forma.

            Qalb (El corazón), en algunos contextos denota un órgano particular del cuerpo, es decir un corazón corporal y en otros, se usa para referirse al espíritu humano, el Alma, el corazón espiritual y psíquico.

            Cuando se dice que Al-lah sella los corazones espirituales de algunos seres humanos, esto se refiere a la incapacidad que tienen algunos corazones de ser guiados, al estar sellados al entendimiento y comprensión del Conocimiento Divino por lo tanto no logran retornar al camino del bien y de la virtud. El sello de sus corazones, oídos y ojos por parte de Dios (Todopoderoso) es el resultado de su propia conducta volitiva y de haber ignorado las repetidas advertencias de Dios.

            Además, al estar sellados sus corazones,  oídos y ojos, este bloqueo abarca varios niveles y grados. Es como si la oscuridad del Pecado y el vicio invadieran sus corazones completamente, para no retornar a la virtud y la guía.  Por supuesto, esto no quiere decir que sea imposible para ellos regresar a la Luz de la fe y la guía,  la posibilidad de cambio y transformación existe hasta el último soplo de vida. Por consiguiente, no están privados de una libertad propia, pueden, por su propia voluntad,  ya sea, permanecer en el camino de la perversión o escoger el bien con una firme y decidida  determinación,  aunque cueste  mucho cambiar sus hábitos y encontrar el camino de la guía y la obediencia a los mandatos Divinos, alcanzando la Felicidad Final.

            En otras palabras, dependiendo del grado hasta el cual el corazón se ha teñido con el pecado, éste se obstruye para poder encontrar el camino de la verdad y se priva del entendimiento de los Signos de Dios  no pudiendo beneficiarse de Su Luz y Guía. Deber tenerse en cuenta que la perversión y el sellarse los corazones no es exclusivo de los incrédulos e hipócritas.

 

Respuesta Detallada.

            Primero tomaremos en cuenta dos versículos del Sagrado Corán, para posteriormente dilucidar la respuesta a la pregunta que nos hemos formulado.

 La primera aleya dice:

إِنَّ الَّذِينَ كَفَرُوا سَوَآءٌ عَلَيْهِمْ ءَأَنْذَرْتَهُمْ أَمْ لَمْ تُنْذِرْهُمْ لاَ يُؤْمِنُونَ

خَتَمَ اللّهُ عَلَى قُلُوبِهِمْ وَعَلَى سَمْعِهِمْ وَعَلَى أَبْصَارِهِمْ غِشَاوَةٌ وَلَهُمْ عَذَابٌ عَظِيمٌ

Ciertamente, a aquellos que no creen en Dios, da igual que les amonestes o que no, no creerán. Dios cerró y sello sus corazones y sus oídos, y sobre sus ojos hay un velo y les aguarda un Castigo inmenso. (2:6-7)[1]

           

En la segunda aleya nos dice:

إِنَّمَا السَّبِيلُ عَلَى الَّذِينَ يَسْتَأْذِنُونَكَ وَهُمْ أَغْنِيَآءُ رَضُوا بِاَن يَكُونُوا مَعَ الْخَوَالِفِ وَطَبَعَ اللّهُ عَلَى قُلُوبِهِمْ فَهُمْ لايَعْلَمُونَ

Pero sí contra aquellos que te piden permiso siendo ricos. Están satisfechos de estar con los que se quedan atrás. Dios selló sus corazones, así que ellos no saben.

(9:93)

            ¿Qué significan las palabras Jatm (khatm), Tab’ y Qalb?

Jatm es antónimo de Fath (comenzar o iniciar) y significa completar algo o “llegar al final”. El motivo por el cual Jatm se traduce como “sellar” es que en una misiva el sello indica su final. Una carta se sella cuando se ha terminado de escribirla, impidiendo la adición de información extra.[2]

            Tab’ también expresa el acto de sellar (en este sentido su significado se aproxima al de Jatm) también delinear, imprimir y moldear el metal en monedas.[3]

            Qalb se utiliza en el Corán en diferentes sentidos, tales como alma, corazón, el ser, intelecto, conocimiento, etc.[4] Sin embargo, puede generalmente decirse que el ser humano posee dos tipos de corazón: El corazón corporal y el corazón espiritual. El corazón material en la terminología fisiológica es un órgano muscular con una forma particular, cuya función es la circulación y purificación de la sangre, y en los seres humanos yace en la parte izquierda del pecho. El corazón espiritual es  lo mismo que el espíritu y la psiquis del ser humano. Sin embargo en la terminología ética, mística, en el vocabulario Coránico y de hadices, el término corazón se usa con el segundo significado y como tal es el conducto para la transmisión de la inspiración Divina y  la Revelación, es el medio para alcanzar el conocimiento Divino y presenciar la Epifanía de la Verdad. Es el foco de las emociones humanas  y la raíz de las intenciones y aspiraciones del ser humano.

            El punto en común entre los dos usos de Qalb se explica de la siguiente manera. Qalb, literalmente significa cambio y transformación. El corazón muscular toma su nombre de la responsabilidad que tiene para transformar la sangre y purificarla. De la misma manera en la que las emociones e intenciones humanas están en constante flujo y cambio, su Locus ha sido denominado Qalb.

 

            El sello de Dios sobre los Corazones.

            En el Sagrado Corán varios términos han sido usados para referirse a la indocilidad de los corazones de los incrédulos, hipócritas y malévolos; términos como: Jatm (sellado). Tab’ (sellado), sarf (alejado), qufl (cerrado), marad (enfermo), ray (teñido), etc. Por supuesto, cuando se dice “cerrar los corazones y su corrupción” no es exclusivo para los incrédulos e hipócritas. El corazón del ser humano, incluyendo los creyentes también se desvía y es sellado y privado de la capacidad de entender los signos Divinos en proporción al nivel que hayan sido contaminados con la polución del pecado.

            Por consiguiente, sellar los corazones quiere decir cerrar el conducto que permite recibir el conocimiento de Dios y la inspiración,  y los medios por los cuales son sellados pueden deducirse de los hadices ya mencionados.

            Zurarah narró que el Imam Muhammad ibn ‘Ali al-Baquer (a.s.) dijo:

“No existe un siervo sin que su corazón contenga una superficie transparente y pura. Cada vez que comete un pecado, aparece una mancha sobre esta superficie. Luego, si se arrepiente, esta mancha desaparece, pero si continua en el pecado, la oscuridad se expande sobre esta superficie de tal forma que al final abarcará toda la transparencia que antes había. Después, el dueño de este corazón nunca retornará al bien y la virtud. Éste es el significado de la palabra de Dios cuando dice:

لاَّ بَلْ رَانَ عَلَى قُلُوبِهِم مَّا كَانُوا يَكْسِبُونَ

¡Pero no! ¡Lo que hacían enmoheció sus corazones!”[5]

(83:14)

            Existen ciertos factores que ocasionan la acumulación de suciedad en el corazón. En el Sagrado Corán se mencionan, y estos son: La incredulidad:

وَقَالُوا قُلُوبُنَا غُلْفٌ بَلْ لَعَنَهُمُ اللّهُ بِكُفْرِهِمْ فَقَلِيلاً مَا يُؤْمِنُونَ

Dijeron: Nuestros corazones están cerrados.3 ¡No! Lo que sucede es que Dios les ha maldecido por su incredulidad. ¡Que pocos de ellos creen!

 (2:88)

 

            La desatención y continua indiferencia:

وَلَقَدْ ذَرَأْنَا لِجَهَنَّمَ كَثِيراً مِنَ الْجِنِّ وَالإِنْسِ لَهُمْ قُلُوبٌ لاَيَفْقَهُونَ بِهَا وَلَهُمْ أَعْيُنٌ لاَيُبْصِرُونَ بِهَا وَلَهُمْ ءَاذَانٌ لاَيَسْمَعُونَ بِهَآ اُوْلَئِكَ كَالاَنْعَامِ بَلْ هُمْ أَضَلُّ اُوْلَئِكَ هُمُ الْغَافِلُونَ

Ciertamente, hemos creado para el Infierno a muchos genios y humanos. Tienen corazones con los que no reflexionan y ojos con los que no ven y oídos con los que no oyen. Son como el ganado o más perdidos aun. Esos son los que están desatentos

(7:179)

 

Romper las promesas y pecar descaradamente:

فَبِمَـا نَقْضِهِم مِيثَاقَهُمْ لَعَنَّاهُمْ وَجَعَلْنَا قُلُوبَهُمْ قَاسِيَةً يُحَرِّفُونَ  الْكَلِمَ عَن مَوَاضِعِهِ وَنَسُوا حَظّاً مِمَّا ذُكِّرُوا بِهِ وَلاَتَزَالُ تَطَّلِعُ عَلَى خَآئِنَةٍ مِنْهُمْ إِلاَّ قَلِيلاً مِنْهُمْ فَاعْفُ عَنْهُمْ وَاصْفَحْ إِنَّ اللّهَ يُحِبُّ الْمُـحْسِنِينَ

 

Y, por haber violado su pacto, les maldijimos y endurecimos sus corazones. Desvirtúan el significado de las palabras y olvidan parte de aquello a lo que, con ellas, se les llamaba la atención. No cesaras de descubrir la traición en ellos, exceptuando a unos pocos. Perdónales y discúlpales. En verdad, Dios ama a los virtuosos.

 (5:13)

 

La obstinación y alterar la Palabra de Dios:

وَإِذْ قَالَ مُوسَى لِقَوْمِهِ إِنَّ اللّهَ يَأْمُرُكُمْ أَن تَذْبَحُوا بَقَرَةً قَالُوا أَتَتَّخِذُنَا هُزُواً قَالَ أَعُوذُ بِاللّهِ أَنْ أَكُونَ مِنَ الْجَاهِلِين

 

Y [recuerda] cuando Moisés dijo a su pueblo: Dios os ordena que sacrifiquéis una vaca.

Dijeron: ¿Te burlas de nosotros? Dijo: ¡Dios me proteja de ser como los ignorantes!

(2:67)

ثُمَّ قَسَتْ قُلُوبُكُمْ مِنْ بَعْدِ ذلِكَ فَهِيَ كَالْحِجَارَةِ أَوْ أَشَدُّ قَسْوَةً وإِنَّ مِنَ الْحِجَارَةِ لَمَا يَتَفَجَّرُ مِنْهُ الأنْهَارُ وَإِنَّ مِنْهَا لَمَا يَشَّقَّقُ فَيَخْرُجُ  مِنْهُ الْمَآءُ وَإِنَّ مِنْهَا لَمَا يَهْبِطُ مِنْ خَشْيَةِ اللّهِ وَمَا اللّهُ بِغَافِلٍ عَمَّا تَعْمَلُون

Tras ello, vuestros corazones se endurecieron como piedras o más aun, pues, en verdad, de algunas piedras brotan ríos y otras se agrietan y sale de ellas agua y algunas de ellas se desmoronan por temor de Dios. Dios no está desatento a lo que hacéis.

 (2:74)

 

Actuar en contra del conocimiento:

أَفَرَءَيْتَ مَنِ اتَّخَذَ إِلَهَهُ هَوَآهُ وَأَضَلَّهُ اللَّهُ عَلَى عِلْمٍ وَخَتَمَ عَلَى سَمْعِهِ وَقَلْبِهِ وَجَعَلَ عَلَى بَصَرِهِ غِشَاوَةً فَمَن يَهْدِيهِ مِنْ بَعْدِ اللَّهِ أَفَلاَ تَذَكَّرُونَ

¿Has visto a quien toma como dios a sus deseos y pasiones? Dios extravía su conocimiento y sella su oído y su corazón y pone una venda en su vista. Así pues ¿Quién le guiara después de Dios, Es que no reflexionan?

(45:23)

Causar corrupción y cortar los lazos con los familiares:

فَهَلْ عَسَيْتُمْ إِن تَوَلَّيْتُمْ أَن تُفْسِدُوا فِي الأَرْضِ وَتُقَطِّعُوا أَرْحَامَكُمْ

¿Habéis tenido en cuenta que si dais la espalda causareis corrupción en la Tierra y cortareis los lazos de sangre?

 (47:22)

Entonces, los velos que revisten el corazón y los  obstáculos  que impiden el funcionamiento del corazón, oído y visión espiritual son el resultado de las decisiones tomadas por  voluntad propia.  El Sello Divino es colocado como una forma de castigo y no es algo  gratuito, eso es algo inevitable puesto que existe un vínculo indisoluble entre la conducta del individuo, sus intenciones, pensamientos y sus consecuencias.

El motivo por el cual este esquema se atribuye a Dios es porque la relación causal entre la conducta, las intenciones y pensamientos del ser humano y sus efectos es un proceso decretado y destinado por el Poder Divino, lo cual es inmutable, excepto en casos en los que otros factores afectan al ser humano como por ejemplo: El arrepentimiento, las amonestaciones Divinas, las adversidades o la ayuda de un Amigo de Dios, ocasionando un transformación espiritual, purgando su corazón de toda la suciedad del pecado y rejuveneciéndolo con la capacidad de ser guiado.

En otras palabras, el Decreto Divino y el Destino no son más que una porción de las regulaciones que rigen al Cosmos y la necesidad de un efecto que sigue a su causa Total. En el caso de los actos volitivos del ser humano, la voluntad, la decisión y la intención se encuentran entre los componentes esenciales de la Causa Total y por esto son necesarios para generar sus actos volitivos. Cuando el ser humano realiza una determinada acción, sus efectos indudablemente dejan la impresión sobre el alma y la psiquis humana. Según esto, el ser humano mismo prepara las bases para que Al-lah selle su corazón, y por la Ley del Cosmos, sus efectos le perseguirán hasta atraparlo.

            Según lo que hemos dicho podemos resaltar que:

1.  Cuando se dice que Dios sella el corazón significa que es el resultado directo de la conducta volitiva del ser humano.

2. Puesto que sellar el corazón es parte del esquema y decreto Divino, esto se atribuye a Dios.

3. El ser humano cuyo corazón  se ha manchado con la suciedad del pecado puede añadir a su contaminación espiritual repitiendo los errores del pasado. Debe tenerse en cuenta que esta perpetuación del pecado es con su propio consentimiento.

4. Aunque es muy difícil para el pecador(a) cuyo corazón está cubierto con la mancha del pecado retornar al camino correcto no es imposible. El pecador(a) puede elegir con una firme resolución decidir  purgar su corazón y limpiar la oscuridad del pecado. En otras palabras, si el alma y el corazón del incrédulo o el hipócrita se han sellado y la oscuridad es tal que no queda espacio para la luz, debe utilizar las palabras del Sagrado Corán. Es él o ella por voluntad propia quien se ha apartado de la guía y de la luz y por ende ha cerrado la puerta del arrepentimiento.

Fuente: Fe y Razón; Preguntas de Teología Islámica, Por: Ayatolá Mahdi Hadavi Tehrani

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente


[1] Ver también (6:46), (42:24)

[2] Mayma’ al-Bayan, vol. 1, pág. 129

[3] Ibid.

[4] Al-Mizan, vol. 2, pág. 223-224

[5] Al-Kafi, vol. 2, pág. 273

Tema

La Justicia Divina

La Justicia Divina